Experiencia psicoterapéutica

Recuerdo que hace dos años más o menos hecho un auténtico lío en mi cabeza con miedos, falta de sueño y demás síntomas anómalos que causan ansiedad y depresión comencé el proceso por el que ahora relato:


Experiencia totalmente dura pero gratificante con el tiempo, ya que en concreto no haces nada más que trabajar y trabajar para poder conocerte, interiorizar los síntomas, mitigando los miedos y sensaciones que a todos nos afectan en algún momento.


Puedo recalcar lo que más me impresiona de todo el proceso, a parte de la reticencia que a veces provoca a los hombres contar cosas de nuestros sentimientos, es la capacidad que una vez interiorizado el mismo demuestras para poder ser dueño de tu propio ser, es decir, capaz incluso en los peores momentos de tu mente saber controlar y hacer presente lo que te ocurre, todo esto se aprende progresivamente sirviendo como herramienta para tu día a día, por eso puedo agradecer hoy por hoy a Sara todo lo que hizo por mí. Sin duda que recomiendo esta experiencia por difíciles y complicadas que nos parezcan algunas veces las cosas y que haya profesionales de la talla de Sara que te abren un espacio a tu interior para poder crecer, es algo maravilloso.